LA PERSUASIÓN en la Publicidad

Es corriente utilizar, en clases de mercadeo, como ejercicio didáctico, la pregunta:¿Es posible persuadir por medio de mensajes personales, de radio, prensa, etc.? 
Es una pregunta muy gastada que no tiene solamente una respuesta. Puede tener tantas respuestas como personas exista. El comportamiento no depende exclusivamente de un elemento. Depende de las circunstancias en que se encuentren los actores de la interacción y de las de las personas que interactúe en un momento determinado en un medio ambiente específico. 
Muchas son las técnicas de persuasión que se han desarrollado a través del tiempo. Las perfeccionaron amigos de la sabiduría para ser usadas por gobernantes, militares, clérigos y conspicuos que necesitaban persuadir a sus audiencias. 
La venta personal es una forma de persuasión. Esto es una llave para abrir una puerta. La venta ha sido llamada correctamente comunicación persuasiva. Se trató de introducir el vocablo "comuni-suación" (comunicación / persuasión), para nombrar la venta personal, lamentablemente sin éxito alguno. El mercadeo mismo no pasa de ser un sistema complejo de comunicación con el mercado, que tiene como finalidad la persuasión de grupos determinados, de las ventajas de un producto o servicio. 
La técnica más exageradas de persuasión consiste en la tortura. Fue por largo tiempo aceptada como "medio probatorio" en los juicios, hasta no hace mucho. De esta forma se persuadía a los enemigos que aceptaran que estaban equivocados y que eran culpables. Millones de mujeres murieron quemadas luego de que la Inquisición les hizo aceptar que practicaban la brujería, cuando solo aplicaban técnicas ancestrales de curación. Muchas mujeres siguen muriendo o siendo seriamente dañadas porque difieren de las opiniones de los que viven con ellas, los cuales tratan de persuadirlas de algo a cualquier costo. Al parecer, se ha vuelto recientemente a poner de moda la tortura, para persuadir de las ventajas de la democracia occidental, a los que discrepan de ella. 
Mi intención no es sugerir que los vendedores deben ser preparados para usar la tortura para convencer a sus clientes de las ventajas de sus productos o servicios. Existe principios, no tan dramáticos y más de acuerdo a los cacareados derechos humanos, para conseguir lo mismo. Veamos algunos de ellos:
Principio de Reciprocidad 
Este principio es el que más me gusta de todos. Creo que la grandeza de los países desarrollados se debe a él. El principio dice que todo, absolutamente todo lo que se de, tiene que tener una retribución. Dicho de otra forma, debo dar algo bueno para recibir algo de la misma medida. A contrario sensu, si doy algo malo, no puedo esperar algo bueno. Pero, siempre debe existir una retribución compensatoria, en todo. Este principio de la reciprocidad debería ser el debería regir permanentemente las relaciones entre los humanos. Si solo se da lo bueno, se recibirá beneficios. 
Lamentablemente en nuestros países, por razones culturales adquiridas recientemente, hay muchos que esperan todo (de la lotería, la Virgen o el gobierno), sin dar absolutamente nada a cambio. 
En cualquier caso si entendemos y aplicamos el principio de la reciprocidad, conseguiremos tener un mayor nivel de persuasión. No podemos dar algo que no esté de acuerdo, con la cantidad de dinero que el cliente dará a cambio.
El principio de reciprocidad opera igual en cualquier nivel de relación interpersonal. Todos conocemos desagradables que descargan sus frustraciones con sus vecinos. Lo que reciben de ellos es lo recíproco. Luego se quejan de incomprensión.
Principio de la Conexión Emocional
Conectarse a nivel emocional con el cliente rinde excelentes beneficios. Las reuniones para tomar el té y hacer demostraciones de venta, que iniciaran los vendedores de ollas, son una forma de conseguir esa conexión con el cliente. Esas reuniones las organiza normalmente una señora, que invita a tomar el té a sus vecinos, conocidos y parientes. La conexión afectiva que producen estas reuniones informales, dirigida por una anfitriona receptiva, predispone positivamente a los asistentes a adquirir los productos que se demuestran en la reunión. 
En la actualidad todas las empresas de venta directa utilizan estas reuniones que ha probado ser de una tremenda efectividad. En especial las empresas que venden productos de belleza y suplementos vitamínicos reportan que sus ventas provienen principalmente de estas reuniones, en las que se produce un nivel alto de conexión emocional. No es necesario demostrarlo con estudios de ningún tipo, ya que basta ver las utilidades que estas empresas declaran y las comisiones que ganan sus vendedoras. 
Principio de Escuchar al que Sabe
Escuchar a los que saben, que tienen alguna autoridad en una materia determinada, es sabiduría pura y simple. Las personas aceptan, sin reservas, la opinión de los que son definidos como "expertos". Esto pudiera ser discutible, si no estuviésemos viendo la forma en que se repite, como si fuera algo sagrado, lo que dicen los comentaristas deportivos. Las masas aficionadas al football, de nuestros países, imitan el tono de voz de sus comentaristas deportivos, utilizan las palabras y se expresan de la misma forma en que acostumbran esos "expertos". 
Quien quiera ser un persuasor eficiente tiene que convertirse en experto en su materia. El conocimiento y la experiencia son reconocidos y dan la posibilidad de ser realmente persuasivo, cuando se hace una presentación. Esto es válido en las ventas, la política o en los salones de clase y naturalmente en la conquista de corazones.


Mensaje escrio por Jorge Pereira

CLIENTE SATISFECHO, Cliente Contento


Un sabio velerista solía decir: "Navegar con viento cualquiera puede. Navegar sin el, solo puede el que sabe".
Es interesante, hoy en día, encontrar todavía personas que trabajan directamente con clientes que consideran que aquellos que se quejan mucho son "clientes malos". A esta gente les afecta emocionalmente cada vez que llama o se presenta una persona exigiendo aquello que se le prometió.
Hay Gerentes, Supervisores y Directores que prefieren declinar un caso "difícil" a un subalterno por tener la falsa creencia (a veces inconsciente) de que ellos (los jefes) están solo para atender a clientes satisfechos y "buenos", y no lo ven como una oportunidad de enseñar con su ejemplo y de lograr un micro-éxito, parte de un macro-objetivo, en el cual el o ella es una pieza clave.
La frase de este velerista nos hace reflexionar: Si hay mucho viento, la navegación es mejor; la velocidad ayuda a hacer de la competencia un interesante evento. Cuando no hay viento, en cambio, es tedioso y desesperante ver como la vela se cohibe frente a los infructuosos mandatos del tripulante. Claro, solo el navegante que pueda hacer mover su barco con los pequeños hilos de viento que rozan la vela, cargado de paciencia, de astucia, de interés puro... de ¡¡ ENTUSIASMO!! llegará a la meta y gozará el júbilo de decir "¡Lo hice!". Muchos del resto se escudarán débilmente argumentando "es que no había viento", otros, una pizca más sabios, aprenderán del ganador diciéndose a sí mismos "...Entonces, sí se podía. ¿Cómo se hace?".
Tratar a un cliente es un arte en el que la meta siempre debe ser: "Cliente satisfecho". Importante: "cliente satisfecho" no quiere decir necesariamente "cliente obtuvo lo que pidió". Muchas veces la manera de lograr su satisfacción será a través del trato ofrecido, del tono con que le hablamos, de que pronunciamos bien su nombre mientras lo mirábamos a los ojos, de nuestra capacidad de escuchar, de lograr que hable de aquello en que es muy bueno, del interés mostrado, de lo empáticos que pudimos ser con su problema. En fin, de poder decir que, aunque no haya viento, llegamos a la meta, y en PRIMER LUGAR. El trofeo recibido será la sonrisota del cliente plasmada en nuestro archivo del corazón.
Para navegar lo que aparentemente es esencial, es el viento... pero cuando entendemos que "navegar" no es sinónimo de "navegar rápido", el abanico de posibilidades se despliega para mostrarnos muchas otras formas de hacerlo y disfrutarlo. Todo radica en cuanto tiempo perdemos antes de darnos cuenta de la esencia del deporte.
Con el servicio pasa igual, la esencia no es resolver lo que aparentemente es el problema sino lo que radica en su esencia: que hay un ser humano insatisfecho y que se siente mal, dolido, estafado, que esta malgastando un tiempo que no había planificado para transmitir esta queja, un ser que confió en nosotros al comprar el producto o servicio porque entendió que esto le ahorraría (de alguna manera), un ser con familia, amigos, vida propia, intereses, amores, virtudes, defectos, fracasos, tensiones, exámenes el próximo lunes, ganas de tener sus vacaciones y un aumento... en fin, UN SER IGUAL A TI.
Entonces, ¡trátalo como un hermano!, preocúpate genuinamente por el o ella, comparte su dolor, muéestrale que realmente te interesa encontrar alguna solución... y te darás cuenta que si la encuentras o no ya no importa, lo verás saliendo con una sonrisa, dándote las gracias, recomendándote, defendiéndote a ti y a la empresa para la cual trabajas y visitándote de vez en cuando sólo para saludarte.
Es cuando entenderás que el viento no era lo importante, sino las ganas de llegar... las ganas de verle esa sonrisa mientras aprieta fuerte tu mano y se despide con mirada de hermano y voz tierna diciéndote: "gracias".

Compártelo --> HaciaLaCima.com

Autor de este escrito Rodolfo Verdeja

VERDADEROS BENEFICIOS de Emprender


Es verdad que emprender tu propia empresa no es fácil.

Sin embargo, las ventajas de poseer un negocio compensan ampliamente los riesgos que éste conlleva.

Podrás decidir tu futuro y el de tu negocio.

El trabajo produce una satisfacción mayor entre las personas empresarias que entre las personas empleadas. El 33% del colectivo trabajador independiente sin personas empleadas y el 45% del colectivo trabajador con personas empleadas se consideran muy satisfechos con sus condiciones de trabajo, frente a sólo el 27% de las personas empleadas.

Se satisfacen mejor necesidades como la realización personal, la libertad, la independencia y el alcanzar los retos perseguidos.

El potencial de ganancia y crecimiento económico es mucho mayor.

Emprender una nueva empresa es emocionante en parte porque implica experimentar algo de riesgo.
La gestión de un negocio es una fuente interminable de oportunidades de aprendizaje.

NO EMPRENDAS Solo por Dinero

Un error muy común de los emprendedores es querer hacer algo
solo para sacar un rédito económico, pero es un serio error.

Muchos han tratado de meterse en toda clase de negocios
que en un principio les parecían rentables, pero con el
tiempo descubrieron que no era tan fácil.

Emprender cualquier cosa y que tenga éxito,
lleva una incontable cantidad de horas de esfuerzo
dedicación e inversión de dinero. Y requiere pasión
y mucho entusiasmo para no desanimarse ante
los naturales contratiempos que existirán.

Por esto es que debes pensar dos veces antes de hacer algo
que no te guste, pero que "piensas que será rentable".

Seguramente si eres emprendedor, y has intentado este tipo
de negocios, como me paso a mi, es probable que sepas de
que se trata. Probar un montón de cosas que no dan ningún
resultado o muy poco y requieren del mismo esfuerzo que
si hicieras algo que te gusta y apasiona.

La diferencia de hacer algo que te apasiona es que
te darás cuenta que te sale mejor, la pasión y el corazón
que le pones a realizar algo que te gusta y que quieres
dar lo mejor, se nota, se transmite y eso si que da mejores
resultados.

La persona que tiene espíritu emprendedor es inquieta
y esta viendo "negocios" por todos lados. Pero esto
tiene el riesgo de transformarse en un vicioso circulo
de fracaso que debemos romper.

Nuestros emprendimientos deben tener un toque más de
nobles, si algo nos gusta seguramente tenemos un potencial
para desarrollar, y talento para hacerlo. Conozco muchos
casos de personas que con poco conocimiento o práctica en ciertas
áreas han logrado grandes habilidades, solo poniéndole mucha pasión
y perseverancia a las cosas y esto logró el éxito en sus vidas.

Es bueno antes de hacer algo que pienses si realmente
eso será útil para los demás, si aportara un valor a la gente
que lo consuma. Si te crees capaz de dar lo mejor en
aquel nicho y si eso te apasiona, y lo harías por gusto
aunque al principio no ganes dinero. Si es así entonces
¡Adelante!.

Compártelo -->> HaciaLaCima.com

Escrito por Esteban Correa, emprendedor en internet.

El Arte de la Comunicación

La  inteligencia  interpersonal,  es  la  madre  de  la  comunicación,  relacionarse  con  otras  personas,  no  solo  es  hablar y hacer gestos.

Todos sabemos que existen personas que manejan la comunicación como un verdadero arte, y que con su solo  dominio han conseguido mucho éxito.

Personas con mucho carisma que saben trasmitir sus ideas, trasmitir sus sueños y hacer que la gente quiera  hacer lo que ellos consideran correcto.

Algunas de estas personas han nacido con un don especial, se comunican de una manera extraordinaria, casi  sin ningún esfuerzo, son claros, especiales, fascinantes en su discurso y parecen hipnotizar las multitudes.

La   gran  mayoría  no  nacemos  con  esa  estrella,   pero   existe   una  buena   noticia,  podemos  aprender   a  comunicarnos de una manera excelente  y llegar a ser tan buenos expositores de nuestras ideas como estos  grandes hombres.

Descubrimientos  recientes  en  neurolinguística  e  inteligencia  emocional,  han  logrado  técnicas  de  resultados  sorprendentes y que pueden convertir a una persona normal en un excelente comunicador y orador.

Con  la  comunicación  se  trasmite  además  de  conocimientos,  sentimientos  y  principios  de  una  persona,  En  ocasiones los oradores que proyectan sentimiento y emociones conmueven de una manera espectacular a sus  oyentes.

El  arte  se  aprende,  pero  debemos  estar  conscientes  de  aprender,  debemos  querer  aprender  y  debemos  aprender a aprender y aprender a desaprender. Este  complicado juego de palabras se basa en lo que llama  Covey: Ser proactivo, ser dueño de su vida y de sus actos y querer verdaderamente influir en la vida y no pasar  por ella sin vivir.

Existen  muchos  factores  clave  de  éxito  en  el  proceso  de  la  comunicación:  Muchos  autores  reconocidos  han  tratado este tema, variados conceptos y métodos. Queremos en este trabajo hacer un resumen de todas estas   ideas    para    tratar   de   encontrar     un   método      que   nos    lleve   a   hincarnos     en    este   fascinante     arte:   Todo comienza con el respeto que merece su oyente,  ya sea un individuo o un auditorio, el es una persona   importante y espera que se respete su punto de vista.

Después  sigue  el  impacto  que  usted  consiga  al  dar  su  información,  siempre  debe  comenzar  con  algo sorpresivo, algo fuera de lo común, en el mundo de  hoy, existe un bombardeo constante de información, solo  aquel que se destaca puede llegar más rápido a su target.

Tu auditorio solo se interesará en tu idea, si esta, presenta algún beneficio.

Comience  con  las  ventajas.  Después  de  tener  la  atención  de  tu  oyente,  no  desperdicies  energía  con   conversaciones inútiles, trata de tu trasmitir tu idea con claridad, para que los demás te comprendan, siempre   asegúrate que has sido totalmente entendido, haz preguntas para confirmarlo, he aquí unos de los principales   problemas de la comunicación, la persona esta seguro de lo que dice, pero no esta seguro de que lo que dijo  fue lo que entendió la otra persona.

Al exponer tus ideas hazlo de en forma segura y con calma, no uses palabras que indiquen inseguridad.  No  hables de temas de poca importancia, ni distraigas la atención de tu oyente, usa palabras que creen realidad y  generen acción.


Después de exponer tu idea, tu oyente querrá detalles, mostrará obstáculos, o simplemente rechazará de plano tu idea, debes escuchar con atención para identificar necesidades, este método se usa mucho en los procesos de  ventas,  escuchar  las  necesidades  de  los  clientes,  vencer  los  obstáculos,  no  caigas  en  la  tentación  de prometer lo que no puedes conseguir, debes mantener tu credibilidad intacta. Cuando la persona apruebe tu idea, no sigas hablando, esto es una venta cerrada. Esta idea que acaba de comprar  tu  oyente  es  una  relación  ganar–ganar,  nunca  uses  tu  poder  de  influir  en  la  demás  personas para buscar solo tu beneficio personal.
Cultiva las relaciones personales, no te conviertas en ermitaño, Usa la asertividad y empatía como principios fundamentales.  Desarrolla  tu  maestría  personal  que  se  define  como  la  capacidad  de  generar  energía  y  de canalizar las fuerzas emocionales hacia el cumplimiento de objetivos comunes. Tu puedes conseguir el dominio total de este arte apasionante, el arte de la comunicación.

Compártelo - www.HaciaLaCima.com

Escrito de Jonny Martinez

¿Como RELACIONARSE con un MAL JEFE? (1)


Todos tenemos o hemos tenido jefes a los que los hemos llamado ‘malos jefes'. ¿Pero qué significa realmente ser un mal jefe ? Expongo a continuación lo que he observado en empresas, ya sean multinacionales o pymes: que ambos extremos son perjudiciales: en uno encontramos a aquel que no le importa nada sobre la gente, su motivación, su crecimiento y su productividad (y en contrapartida su único foco es el ‘bottom line') y en el otro está aquel tan preocupado por gustarle a la gente, tener la última tecnología y simpatizar con el equipo que pierde de vista la estrategia, el desafío y la competitividad en el largo plazo. En ambos casos estamos en presencia de un obstáculo. Qué actitud tomar depende del caso, pero te presento algunas ideas para que puedas utilizar, según la situación, para que te mantengas auténtico, seas respetuoso y logres lo que te propones.
Importa acaso la definición real de bueno o malo? Lo que vale realmente es cómo impacta la percepción que tienes de tu jefe en tu desempeño y los resultados para la empresa.
No me hubiera detenido a escribir sobre este tema si no fuera por el gran daño en el tejido relacional-organizacional que generan ciertas actitudes, provenientes de quien se supone debería hacerle honor a aquello de ser ‘jefe'.
Veamos dos tipos distintos de actitudes que provocan sin embargo el mismo nivel de malestar, desgano y apatía en la gente:
  • ‘El jefe que nunca está'
Al principio puede resultar hasta ‘liberador' el sentir que uno cuenta con autonomía y espacio para hacer también sus cosas personales y tomar alguna decisión. Pero llega el momento en que las decisiones no pueden esperar y comienza a generarse una incertidumbre sobre lo que está pasando. ¿'Quién está a cargo'? y a la larga ¿'por qué me tengo que hacer cargo siempre del trabajo del jefe yo si no me pagan para que sea el jefe'?... se escucha por las oficinas. De ahí a la frustración hay un paso. Esto pasa por que el jefe - responsable - no está cuando tiene que estar. Y quizás no esté por distintos motivos: porque no quiere estar (era un ex vendedor y prefiere seguir visitando clientes) o porque el gimnasio u otros cuidados personales lo requieren (atención: no hablo de viajes programados o reuniones de alto valor estratégico, ya que estos forman parte de su trabajo). Hablo de su decisión personal de preferir no estar, de ser un gerente que no administra o de ser un líder que no lidera. De aquel que deja que la resolución de problemas y soluciones recaiga en el equipo por ‘default'. De aquel que crea un vacío de liderazgo que ningún equipo puede reemplazar. Y cuando finalmente le llega el problema, te dice ‘haga lo que le parezca, pero resuélvalo'.
  • ‘El jefe que no tiene idea del negocio'

Imagina un ‘family business' y pusieron al hijo, el cual no tiene idea del negocio o recién sale de la universidad y el ego le nubla la visión: lleva el apellido, el master y papá lo cubre económicamente, lo cual hace que no quiera entender de aspectos muy ‘soft' como para tratar con ellos (tampoco se los enseñaron en la universidad!). Inclusive, lleva ‘inmunidad diplomática' a las críticas, ya que el padre podría saltar a su defensa ante cualquier ataque. Y para empeorarla, empieza a tomar decisiones, que van a contramano de la cultura, las reglas no escritas y las prácticas habituales del negocio.
Estas son varias posibles alternativas de acción para cada una de las dos actitudes mencionadas anteriormente:
  1. En el caso del jefe que no actúa como jefe:
    • Si tienes que tomar decisiones, síguelo haciendo (alguien más las estará viendo posiblemente) y avísale a otros que tú las tomarás, de manera que el resto no se sienta confundido y frustrado por que el jefe nunca está;
    • No te preocupes por los aspectos técnicos, seguro tú sabes más que él / ella del asunto. El / ella sabe que tampoco tiene toda la autoridad moral para rebatir alguna decisión técnica que hubieras tomado, desde el momento en que no estuvo presente;
    • Trata de conseguir apoyo y aliados para poder decirle, enfatizando claramente, que el equipo necesita su guía y dirección, su feedback y apoyo, sus decisiones e información, para lograr mayores resultados (tip – cuida tu pellejo: sé suave con su conducta y dura con el impacto negativo que produce en el equipo);
    • Eres libre!, recuerda, para tomar la decisión de irte, de ser protagonista de tu vida, decirle lo que piensas (‘rock the boat'), dejarlo con su actitud y sacarle las telarañas a tu CV... pero si aún así decidieras quedarte, lo anterior te ayudará para poder aceptartu situación actual.
  2. En el caso del jefe que no tiene idea del negocio:
    • No te recomiendo que lo dejes mal parado, lo hagas pasar vergüenza o luches contra su ego. Un approach distinto sería el ponerte en un rol de ‘consultor', explicándole y demostrándole porqué, las decisiones que comenzó a tomar no logran el apoyo y no conseguirán el efecto deseado. Explícale tu lógica. Esta práctica podría requerir varios ‘fracasos' previos, hasta que tome en cuenta tu opinión y, para cubrirse y comenzar a obtener nuevos resultados, comience a aplicar tus sugerencias. Hazte inmune al fracaso (según la definición de otros).
    • Aquí la estrategia es informar y educar . Informa al padre si hay decisiones que podrían dañar los resultados y edúcalo indirectamente a él (es menos riesgoso ésto que esperar que realmente se produzca una baja de rentabilidad y tengan que prescindir de personal, tú incluido);
    • Recuerda que no tiene nada de malo el arrancar con entusiasmo pero sin ideas claras en la cabeza en cuanto al negocio (a ti también te podría pasar); el punto es estar bloqueado y no escuchar a quienes saben más sobre el tema. Sé persuasivo y trata de lograr que otros, como tú, sigan la misma estrategia. Si no lo consigues, sugiere a un Coach para que logre esos cambios comportamentales que amenazan potencialmente el futuro de la firma. Prueba con proponérselo al dueño del negocio.
Recuerda que el mejor approach a utilizar en una situación particular depende siempre de las circunstancias, de tu estilo personal y de tus objetivos. Lo ideal es que mantengas un balance que te permita tener las mayores posibilidades de éxito. Identifica lo antes que puedas el estilo de tu jefe, porque a veces tendrás que romper las reglas y otras tendrás que seguirlas, algunas otras tendrás que ser fuerte y decidido y otras calmarte y esperar el mejor momento; y en algunas podrás hacerle frente tu solo y en otras tendrás que pensar en alguna alianza con otros miembros del equipo. No hay posibilidad de evitar el conflicto con él (tanto tu jefe como el conflicto potencial están en todas partes); simplemente tienes que aprender a ponerte al control de ti mismo.
Conclusión
Vuelvo al punto: no se trata de otra cosa de que seas inteligente y de que desarrolles tu sentido común, el cual tienes a disposición las veinticuatro horas. Habrá veces y lugares en los que te convendrá ser asertivo y abierto y en otras te convendrá jugar tus cartas estratégicamente. Recuerda que tu supervivencia en el zoo corporativo dependerá, en definitiva y en gran parte, de la relación que mantengas con tu jefe, sea éste de la especie que fuera. Como sabemos, no lo podrás cambiar a él o ella (ni estás para eso), pero sabrás qué es lo que no querrás repetir cuando tú seas el Jefe.  Ver parte 2

¿Como RELACIONARSE con un MAL JEFE? (2)


Varias sugerencias para manejarte con autenticidad, respeto y efectividad
¿Escuchaste alguna vez la expresión: “my-way-or-the-highway? En el idioma de Cervantes es algo así como: ‘si te gusta bien, sino, allí tenés la puerta, acá mando yo'. Supongo que no lo has dicho, pero alguna vez, así o de otra manera, lo habrás escuchado. ES INJUSTO! pensás, pero la necesidad conoce razones que la resignación desconoce. Aún, si decidieras resignarte por necesidad, tienes la posibilidad de hacerlo en forma que no te genere un daño colateral.
Por ejemplo, ‘cargas de trabajo sistemáticamente desiguales a una misma jerarquía de empleados', puede ser una de esas decisiones de tu jefe que activan tus impulsores de la bronca e inician un proceso interno de rotación laboral. Veamos cómo podrías manejar esta situación para beneficio personal.
Cómo interpretar la situación sería parte de la solución, sino fuera porque la intención de tu jefe no siempre coincide con tu percepción.
Sigamos con la nota que comenzamos en el artículo anterior.
Ya vimos dos perfiles distintos de jefes, ahora veamos algunos de los comportamientos típicos que más podrían irritarte (nota: si tu eres jefe, esto podría servirte para reconocer el daño potencial que podrías estar causando, consciente o inconscientemente, por no haber dedicado un tiempo a actualizar los job-descriptions o por no haber reservado 10' para entender por qué alguien de tu equipo considera injusta su carga de trabajo. Recuerda que esto tiene un costo ocultos enormes, que se traducen en rotación, baja performance, hostilidad intra-equipo, ruptura en la comunicación y conflictos internos, los cuales a su vez puedes traducirlos fácilmente en dinero).
  • ¿Hay justicia en las organizaciones?
El comportamiento de tu jefe puede ser desde ambiguo hasta lo que quieras, pero en realidad lo que más puede jugarte en contra es la reacción que tomes al respecto. Te digo algo sobre esto y vuelvo a tu jefe: cuando uno piensa si #esjusto que a fulano le den tan poco trabajo y a mi no, o viceversa, que le den mucho trabajo a él y a mi no, o que lo nombren project leader a él y a mi no... o que me nombren responsable de otro proyecto a mi y a él no... la persecución por la justicia laboral comienza a volverse, sin querer, en el foco de tu esfuerzo, tus comentarios y tu día a día. Y ahora, de la noche a la mañana, el problema ya no es de tu jefe, es tuyo. Te lo compraste. Tu percepción de la situación se adueño de tu pensamiento y así tu comportamiento posterior y, seguramente, los resultados que comenzarán a llegar à ejemplo: si piensas que estás siendo injustamente tratado/a y no estás siendo oído, posiblemente quieras tomar tus propias acciones correctivas, llegando tarde, yéndote más temprano o tomándote más minutos para el almuerzo cuando el jefe no te esté mirando. Esta dinámica, lejos de ser virtuosa, lleva intrínsecamente las semillas de muy pequeñas y malas decisiones tomadas diariamente, lo que para mí te posiciona en el umbral contrario al del éxito.
  • Un entorno laboral en erupción: te pide que entrenes a otros que, debido a esto, estarán logrando promociones que se te niegan automáticamente a ti.
Esto se pone feo... ¿entrenar a otros para que logren el puesto o la posición que yo quería? ¿Qué clase de pedido es ese? ¿Cómo va a jugar así con mi moral?' Ok, yo se los entreno, pero que se prepare. Van a quedar bien preparaditos... je,je,je'
La sensación de sentirse utilizado (por no decir otra cosa) es algo que apunta directo al corazón de la víctima, más aún cuando las expectativas, los mensajes y hasta la evaluación de desempeño hablaban de otra cosa. Pero analicemos el pedido una vez más: ‘te pido que entrenes a tal y tal, para tal cosa'. Si toman la situación literalmente, lo único que recibieron es información, ninguna patada en ningún lado. Tu pensamiento se encargó de traducir eso en lo que sería la peor de tus novedades del día. Por qué? Porqué pedirte que entrenes a otros...
  1. no es poca cosa;
  2. es una enorme responsabilidad;
  3. siempre dio prestigio;
  4. te prepara para más,
El error de tu jefe pudo haber sido el no ser claro en tu proyecto de carrera; pero el tuyo que no sea el de no valorar un movimiento horizontal! Olvídate por un momento de pensar que el único avance en las organizaciones es el vertical (como sucedía antes), ya que en organizaciones matriciales la exposición horizontal (misma responsabilidad, distintas áreas), diagonal (algo más de responsabilidad y misma área) también son muy frecuentes.
Estas son varias posibles alternativas o sugerencias de acción para cada una de las dos actitudes mencionadas anteriormente:
  1. En el caso del jefe ‘poco amante de la equidad':
    • Buscá respuestas (utilizando preguntas que alienten a la comprensión, no que inciten al ataque) a las siguientes preguntas: ¿será que me da más trabajo porque sabe que puedo? ¿Será porque me está exponiendo a algo de mayor responsabilidad? ¿Será porque soy el único que puede hacerlo? O será porque a alguien tenía que hacerlo y quedé yo? O será por alguna otra razón que desconozco?
    • Eres realmente el único al que le pasa esto del ‘extra workload'? Tu tienes más tareas que otro, ¿pero no habrá alguien que tiene más tareas que tú? No es una satisfacción, pero al menos tu jefe balancea para todos lados. Te sugeriría que no le dediques mucho tiempo a esto, pero si realmente quieres armar tu ‘caso', investiga lo que hacen otros, qué ha pasado con quienes han trabajado con este jefe... puedes encontrar alguna evidencia que demuestre que la cosa es contra ti? o se sabe que lo hace siempre, con todo el mundo? ¿Hay más gente que se ha sentido subestimada y sobrecargada de trabajo?
    • Si al fin pudieras concertar una reunión con tu jefe, ¿tienes ya una idea de lo que para vos representaría una carga de trabajo equitativa, desafiante y realizable? Nada peor que tener la pelota de nuestro lado y no saber finalmente qué hacer con ella.
    • Y en este caso, como consejo final, te diría que no juegues tu trabajo por ‘carga de trabajo'; a la larga, si las cosas no te salieran como quisieras, podrías estar quejándote por falta de trabajo. Tu decides qué prefieres. Piensa.
  2. En el caso del jefe que parece pedir cosas que encajan en tu ‘modelo':
    • Todo lo que te sirva para ser más necesario para tu empresa o, en su defecto, más empleable para el mercado de trabajo, comprálo. Suma competencias, sumá activos intangibles. Tu fuiste el favorito, no ellos. Y asegúrate de hacer el mejor trabajo que puedas, entrenando a ese equipo.
    • Si aún sientes que ese puesto podría ser tuyo (al fin y al cabo lo estarás entrenando para lo que se espera del puesto), pregúntale directamente a tu jefe por qué no te consideró para el mismo. Se necesita algo que tu no tienes o algo que aún te falta desarrollar? Eres bueno y tienes las competencias necesarias para entrenar a la gente en ‘project management' pero no estás preparado para liderar un proyecto en donde la presión, el stress y el nivel de reporte es continuo? Puede ser! No todo el mundo es bueno para todo, por lo cual, toma coraje y hazle a tu jefe esa pregunta. Y no esperes tres meses para hacerla; te podrías estar perdiendo alguna nueva oportunidad de promoción.
Conclusión
Si piensas que es injusto que los demás no te promocionen... pensá que podés hacer para promocionarte vos mismo! Aprende las reglas del juego e inicia tu propia campaña de marketing personal. Los jefes no son lo que deberían ser ni hacen lo que quisiéramos que hicieran; de hecho posiblemente están repitiendo los errores que juraron no cometerían cuando fueran jefes. Pero son los jefes, y hoy estás en esta situación. Y por alguna razón (que trasciende tu esfera de conocimiento) están allí. Así que eres tú el que debe decidir cada paso y, sobretodo, cada pensamiento asociado a la información que recibes de ellos.


Compártelo -> HaciaLacima.com


Autor: Alejandro Delobelle Tutor y entrenador en el área de ventas, Consultor independiente y Coach de ejecutivos y profesionales

De lo pequeño -> A LO GRANDE

He estado dedicando más tiempo para aumentar una fuente de
ingresos y lo he encontrado francamente difícil. Cuando no veo
los resultados que deseo oigo una voz interior que me dice,

“Esto es demasiado trabajo, es demasiado difícil para tan poco
resultado. Es una cantidad insignificante comparado con lo que ya
gano con… ¿Por qué voy a seguir molestándome haciendo tanto
esfuerzo?”

Este pensamiento viene acompañada con un sentimiento negativo,
incluso sin el pensamiento puedo sentir este sentimiento que
habla de por sí solo y me dice que no continúe, que no es posible
lograr lo que quiero.

 Afortunadamente soy capaz de reconocer y corregir esto. Viene a
raíz de años de falta de autoestima y mala programación mental.
Es una programación que si lo permito, me podría empujar a la
indecisión y fracaso durante el resto de mi vida.

Como mencioné, mi pensamiento inicial fue que era demasiado
difícil, demasiado trabajo para ganar tan poco dinero. Pero,
¿Sabes qué? Para cualquiera de mis fuentes de ingresos (o
negocio) empecé ganando no solo poco dinero, sino nada. Y nada
fue fácil. Tuve que empezar ganando muy poco. Al seguir
trabajando, ampliando y mejorando fui ganando un poco más. Es
imposible empezar una nueva  fuente de ingresos o negocio y
ganar mucho. Incluso yo me tengo que recordar esto a mí mismo y
callar a mis ‘demonios’.

Creo que la mayoría de las personas fracasan porque esperan ser
capaces de ganar mucho al principio y al descubrir que no es así,
cambian de idea y lo dejan. Normalmente buscan otra cosa y acaban
con el  mismo resultado.

Si estás empezando, no intentes ganar mucho dinero. Intenta ganar
solo un poco de dinero. Cuando has ganado un poco, pon un reto un
poco más alto. Intenta ganar un poco más.  Poco a poco llegarás a
ganar mucho.

También recuerda que hay que saber reconocer y callar esa
vocecita que quiere hacerte fracasar. Tampoco hay que hacer caso
a los sentimientos cuando no vemos el resultado deseado. Esos
pensamientos y sentimientos negativos son la única causa del
porque 98% de las personas no ganan dinero.

Compártelo -> HaciaLaCima.com

Escrito de Javier Buckenmeyer, emprendedor.

Como Hacer una CARTA DE VENTAS


La carta de ventas es un término utilizado en marketing y especialmente en marketing por internet, para referirse al conjunto de textos y gráficos que componen la presentación de una oferta de un producto, servicio o recurso en una página web. Mantiene una estructura jerarquizada en diferentes compartimentos con objetivos diferenciados para cada uno de ellos y cuyo fin último es llevar al prospecto a tomar una determinada acción: De suscripción o compra.
Este tipo de formato presentación de ofertas no es originario del marketing por internet, pues proviene del marketing directo, que es donde principalmente se comenzó a utilizar, para motivar a los receptores de las piezas de marketing a comprar un producto, realizar una llamada telefónica para solicitar más información o rellenar un pedido. Aunque en la actualidad está tomando un gran auge con internet al estar convirtiéndose en una de las formas más efectivas de llevar a los prospectos a realizar la acción objetivo de la carta de ventas.

Estructura básica de una carta de ventas

En internet los visitantes de una página web leen de arriba hacia abajo, de forma que la carta de ventas se estructura en una serie de bloques que se organizan igualmente de arriba hacia abajo y cuyo fin es desde llamar la atención del potencial cliente, hasta motivarle a la acción de compra.
Bloque encabezado
Este es el primer bloque de la estructura de una carta de ventas y su principal objetivo es llamar la atención del prospecto. Está basado principalmente en un párrafo de texto denominado titular y formateado en un tamaño de letra suficientemente grande para que sea fácilmente leído antes de los 20 primeros segundos desde que el visitante abre la página.
Puede combinarse también con un encabezado gráfico (imagen gráfica ó banner) que se sitúa justo encima del titular de texto.
También suele contener un subtítulo cuyo objetivo principal es explicar el titular y aumentar el interés del prospecto para que siga leyendo la carta de ventas.
Bloque credenciales
Este segundo bloque tiene como objetivo establecer la confianza de la empresa que realiza la oferta y está compuesto de varios párrafos de texto donde se desgranan los argumentos para establecer la credibilidad del vendedor.
Bloque beneficios - información
Este es el bloque destinado a resaltar los beneficios que el producto, servicio o la oferta tendrán para el prospecto si realiza la acción objetivo de la carta de ventas. Aquí se dan los motivos principales por los que el potencial cliente debería tomar una acción y se detalla aquello que obtendrá si la toma. Pero no se habla del producto o del servicio.
Bloque presentación del producto
Destinado a informar al prospecto del producto, servicio o recurso que se está promocionando, resaltando las características y bondades del mismo en un lenguaje de beneficios para el prospecto.
Bloque testimonios
Este bloque lo formarán los testimonios reales de clientes satisfechos o de personas que hayan utilizado el producto, servicio o recurso y cuyo objetivo es fijar la credibilidad de la oferta que se está haciendo en la carta de ventas.
Bloque garantitas
Este apartado está reservado a comunicar al cliente la garantía que tiene con la adquisición del producto, servicio o recurso y el objetivo es vencer la barrera de la desconfianza, al no poder probar previamente, ver o tocar el producto o el servicio, ya que estamos hablando de venta por internet o de venta mediante marketing directo: Venta postal, venta por catálogo o venta por tele-promoción.
Bloque llamada a la acción
Destinado a solicitar del prospecto que realice una acción determinada: Compra, suscripción, solicitud de información adicional, llamada telefónica, etc. Es un bloque importante pues toda la carta de ventas va dirigida a ir preparando al prospecto para que esté en la mejor disposición para tome una decisión positiva. En le caso de que dicha acción sea la compra de un producto o servicio, este es el lugar donde por primera vez se le informa al prospecto del precio de la oferta que se está promocionando.
Bloque bonos o regalías
Si la oferta llevara elementos adicionales como regalo mientras dura una determinada promoción, este es el siguiente apartado que deberá ir en la carta de ventas y cuyo objetivo es ayudar al prospecto a tomar una decisión positiva incentivado por la oportunidad de conseguir los regalos de la promoción.
Bloque resumen
Especialmente diseñado para resumir los beneficios de la oferta que se está promocionando con esta carta de ventas y para volver ha solicitar del prospecto que tome una acción.
Este es el conjunto de bloques básicos que contienen la mayoría de las cartas de venta que uno puede encontrar en los webs comerciales de internet y el orden en que están colocados. No obstante se pueden incluir otros bloques e incluso variar algunas posiciones de estos: Por ejemplo la colocación del bloque testimonios justo después del bloque encabezado o incorporar un bloque adicional de testimonios, incluso en una página web a parte.

Principales usos de las cartas de venta

Las cartas de venta son ampliamente utilizadas para promocionar productos y servicios en internet, especialmente desde los llamados micro sitios web y constituyen la base de las páginas de aterrizaje. También son ampliamente utilizadas en el marketing directo, especialmente en el marketing postal y también una variación de estas cartas de venta escritas, constituyen la base de los info comerciales de televisión en las tele-tiendas, aunque en esta ocasión basados en imágenes de video y narraciones de audio.

Compártelo --> HaciaLaCima.com

7 Características de la [GENTE DE ÉXITO]


Brian Tracy ha escrito varios libros, entre ellos uno llamado: LA PSICOLOGÍA DEL LOGRO y a continuacion un pequeño resumen:

Segun años de investigaciones en las características que tienen en común la gente de éxito, llego a la conclusión de que la mayoría cumple con los puntos siguientes:
1) PAZ MENTAL – Esta se refiere a personas que han trabajado en su autoestima y desarrollo personal a fin de liberarse de la ansiedad, culpa, estress, etc.
2) SALUD Y ENERGIA – Existe una correlación entre el punto 1 y 2, ya que se ha comprobado que las personas con tranqulidad y armonia mental tienen los mejores estados de salud.
3) DAN Y RECIBEN AMOR A LARGO PLAZO – El 85% del éxito de un ser humano radica en la forma como se relaciona con las demas personas. Y si tenemos buenas relaciones, por añadidura se logran la paz mental y la salud/energía.
Ahora bien, te preguntarás: ¿Como puedo saber si tengo una buena relación humana?, La risa es la marca de una persona exitosa y sana puesto que la risa es algo espontaneo que indica el grado de felicidad interior. Por ejemplo, cuando una pareja se acaba de enamorar,  la risa es un ingrediente que no falta, al contrario de las parejas que se estan divorciando.
4) LIBERTAD FINANCIERA – Esta característica se ha puesto de moda desde que Robert Kiyosaki saco su libro de “Papa Rico, Papa Pobre”, el cual se los recomiendo ampliamente. Esto significa que son personas que ya no se tienen que preocupar por el dinero, puesto que se han capacitado lo suficiente para hacer que el dinero trabaje para ellos y no al reves.
5) METAS E IDEALES VALIOSOS – Para sentir dicha y realización requerimos de un significado y propósito en la vida que vayan de acuerdo a nuestros Valores. Esto lo descubrió el Dr.Victor Frankl, quien estuvo preso en un campo de concentración judío en la segunda guerra mundial y vio ver morir a muchos compañeros que NO tenían una razón por cual seguir viviendo y por lo tanto se rindieron.
6) AUTOCONOCIMIENTO Y AUTOCOMPRENSIÓN – Son las personas que saben quienes son realmente, porque hacen lo que hacen, saben lo que los motiva a seguir y tienen la honestidad de enfrentar sus dificultades y debilidades.
7) SENTIDO DE CUMPLIMIENTO PERSONAL – Esto se logra cuando se esta viviendo en todo lo que es capaz de convertirse. Cada día sienten que se van en la dirección correcta y que llenarán todas las posibilidades inherentes. Por lo tanto, este punto es consecuencia de la realización de todos los puntos anteriores.
Para finalizar, cabe mencionar que solo el 20% de la población aplica los puntos anteriores y si hoy te propones a comenzar a desarrollar estas habilidades dormidas emprenderás el camino hacia el triunfo seguro.

Compártelo - HaciaLaCima.com

Una Persona puede MARCAR LA DIFERENCIA


"Una persona puede marcar la diferencia"
A menudo digo que la vida es un maratón. Sin embargo, creo que es una hazaña mucho mayor que esta. Cuando los atletas se organizan en la pista para una carrera de maratón, saben que la meta les espera exactamente a los cuarenta y dos kilómetros. Para los corredores muy buenos, la meta la alcanzan más o menos a las dos horas y diez minutos.

Antes de comenzar saben más o menos cuánto tiempo les tomará llegar al final. Y aunque corran casi siempre en carreteras abiertas, con frecuencia la ruta termina en un estadio de fanáticos que los vitorean. La carrera de la vida es muy diferente porque uno nunca sabe dónde está la meta hasta que en realidad la cruza. Mientras escribo esto, he corrido la carrera de mi vida durante cinco décadas y media.

No sé dónde ni cuándo llegará a su fin mi carrera, pero me imagino que estoy en algún punto de la segunda mitad de esta. A lo mejor tú te encuentras cerca del punto de arrancada de tu carrera, o quizá estés cerca de la meta, pero sabes que estás en la carrera. Cuando leo que estamos «rodeados de una multitud tan grande de testigos» y que «corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante» (Hebreos 12:1), me imagino corriendo en un estadio lleno con los gigantes de la fe. Sin embargo, a diferencia de la Olimpiada , no estoy entrando al estadio para finalizar la carrera. Estoy a mitad de la carrera para recibir el ánimo de las personas de fe que me están viendo correr. Únete a mí. Tú y yo podemos entrar juntos al estadio.

Mientras corremos por un tiempo en la pista oval, podemos recibir el brío de la multitud. Nos están inspirando a correr más rápido y con más seguridad, no solo en el estadio, sino también atrás, en la carretera abierta. Y eso servirá para fortalecernos y mantenernos corriendo hasta que el Creador nos diga que hemos terminado.

Cuando tú y yo entramos al estadio y comenzamos nuestro primer circuito de la pista, vemos a un anciano que se pone de pie para saludarnos. Su rostro está desgastado, sus manos son huesudas y cojea un poco al andar. Es más anciano que cualquier otro ser humano que hayamos visto. Mientras nos acercamos a él, nos sorprendemos al descubrir que se las ingenia para caer junto a nosotros. Se vuelve y nos dice: «Una persona puede marcar la diferencia». Continúa: «Lo sé porque cuando Dios decidió destruir la tierra con agua, hizo un pacto conmigo a fin de que no pereciera la humanidad» (Génesis 8:21). Nos damos cuenta, por supuesto, que es Noé. La Biblia dice que vivió novecientos cincuenta años. Un logro bastante considerable. Sin embargo, es nada comparado a la manera en que disfrutó su vida. Su justicia salvó a la humanidad de la extinción.

El libro de Génesis explica la condición del mundo durante el tiempo de Noé. Dice: Al ver el Señor que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal, se arrepintió de haber hecho al ser humano en la tierra, y le dolió en el corazón. Entonces dijo:«Voy a borrar de la tierra al ser humano que he creado. Y haré lo mismo con los animales, los reptiles y las aves del cielo. ¡Me arrepiento de haberlos creado!» Pero Noé contaba con el favor del Señor. (6:5-8, énfasis añadido) Mientras corremos con Noé, nos da palabras de ánimo que nos muestran cinco maneras en que podemos marcar la diferencia. Dice:

Puedes marcar la diferencia por tu familia 
Viviendo una vida de integridad y obediencia a Dios siempre tendremos el potencial de influir positivamente en otros. No todas las veces lo vemos mientras peleamos la buena batalla, pero ocurre exactamente igual.

Dios escogió a Noé para construir un arca debido a la manera en que vivía. Por fortuna, su obediencia no solo lo benefició a él. También salvó a su familia. Génesis 7:1 dice: «Entra en el arca con toda tu familia, porque tú eres el único hombre justo que he encontrado en esta generación». Ese familiar tuyo se beneficia más cuando haces lo que es bueno.

Puedes marcar la diferencia por la creación de Dios 
Nunca jamás desempeñará alguien el papel tan especial que representó Noé, pero tú no tienes que ser un Noé para distinguirte en tu mundo. Cada uno de nosotros puede lograr que el lugar en que está sea mejor de como lo encontró. Piensa en la manera que puedes mejorar tu pequeño rincón del mundo.

Puedes marcar la diferencia por las generaciones futuras 
En cierta ocasión, un joven observaba a un hombre que tenía más de ochenta años que estaba sembrando un huerto de manzanos. El anciano amorosa y cuidadosamente preparó el terreno, plantó los diminutos vástagos y les echó agua. Después de estar mirándolo por un rato, el joven dijo:
«Usted no espera que va a comer manzanas de esos árboles, ¿verdad?» 
«No —replicó el anciano—, pero alguien lo hará».
Tus acciones ayudarán a esos que te seguirán. Debido al pacto de Dios con Noé, tenemos la seguridad de que no corremos el riesgo de la destrucción mundial por un diluvio. Los habitantes de la tierra todavía están recibiendo el beneficio que vino de la vida de un hombre justo. Asimismo, tú y yo también podemos beneficiar a las generaciones futuras. Cuando sirves a las personas o influyes en ellas de manera positiva, y las animas a pasar por lo que otras recibieron, creas una cadena de impacto que sobrepasará tu vida.

Puedes marcar la diferencia por Dios 
Con demasiada frecuencia fracasamos en darnos cuenta de nuestra importancia para Dios. Las Escrituras dicen: «El Señor recorre con su mirada toda la tierra, y está listo para ayudar a quienes le son fieles» (2 Crónicas 16:9). Dios siempre está buscando a alguien que se ponga en la brecha por él y desea ser colega de las personas que lo aman.

Ese fue el caso de Noé. Dios se desalentó con la gente que creó. Sin embargo, Noé encontró el favor a los ojos de Dios y dio pie a que se salvara la humanidad. Debido a su relación con Dios, Noé cambió el curso de la historia.

Puedes marcar la diferencia a cualquier edad 
Algunas personas quieren ponerse restricciones de acuerdo con su talento, inteligencia o experiencia. Otras se preocupan por la edad. Sin embargo, para Dios, una persona puede marcar la diferencia, independientemente de las circunstancias o la situación. La edad no significa nada para Dios. Cuando Jesús alimentó a los cinco mil, un muchacho ofreció panes y pescados (Juan 6:1-13). Y en el caso de Noé, cuando comenzó a llover y entró en el arca, ¡tenía seiscientos años de edad! Tú nunca eres demasiado viejo, ni demasiado joven, para marcar la diferencia por Dios.

Palabras de ánimo de Noé 
Mientras terminamos el circuito de la pista y nos acercamos a la meta de nuestro tiempo juntos, Noé nos da rápidamente unas últimas gemas de sabiduría:

«No teman destacarse en una multitud. Sé lo que significa quedarse solo. Nadie me animó a seguir a Dios, pero me mantuve firme por él, incluso cuando todos los demás en el mundo adoptaron una postura contraria a la mía. Los que marcan la diferencia son diferentes. No permitan que nadie les cause molestias».

«No teman hacer algo por primera vez. Era muy raro construir un barco lejos de cualquier mar o río para que pudiera flotar. De modo que, como nunca antes había llovido, nadie se imaginaba siquiera un diluvio. Sin embargo, estaba más preocupado por obedecer a Dios que de que me tomaran por loco. No permitan que las palabras: «¡Eso nunca se ha hecho!» les impidan hacer lo que les pide Dios».

«Cuando vean un arco iris, recuerden que una sola persona pudo marcar la diferencia. Nunca había visto un arco iris hasta después que terminé lo que Dios me pidió. Colocó el arco iris en el cielo como un pacto para la humanidad de que nunca más destruiría el mundo con agua. La próxima vez que vean un arco iris, piensen en la promesa de Dios para ustedes: ¡Pueden marcar la diferencia!» 


Oración de Noé por nosotros:

Querido Señor
Por favor, ayuda a mis compañeros de carrera a que comprendan el poder de una sola persona. Háblales acerca de la tarea única. Llámalos a hacerla y dales la voluntad y el poder de seguir a través de ella a fin de que puedan también marcar la diferencia.
Amén
Y con eso, Noé tomó su lento modo de andar y se despidió de nosotros. Vimos cómo volvía a su lugar en las gradas y luego notamos que una mujer vino a correr con nosotros.

Reenvía a tus contactos --> HaciaLaCima.com

Escrito de John Maxwell

La DIFERENCIA para Ganar [MÁS]

Solo hay una manera de ganar más dinero que los demás o la
mayoría, es ser mejor en lo que haces que los demás. La mayoría
de la población trabaja de forma mediocre y recibe una
compensación mediocre. Solo son los que están dando más de sí que
están recibiendo más.

El top 10% gana mucho más que los otros 90%. El top 1% gana lo
que gana el resto multiplicada muchas veces. Si buscas otro
motivo, no lo encontrarás. Simplemente son mejores y hacen las
cosas mejor y de forma más eficaz.

Si quieres ganar más tienes subir tu categoría. ¿Cómo se sube uno
de categoría?

• Partiendo con un conocimiento sobre uno mismo y sus
habilidades y teniendo claridad sobre lo que uno quiere y no
quiere

• Buscando, estudiando y aplicando de forma rotunda toda la
mejor materia en tu campo de trabajo

• Midiendo los resultados del trabajo con lupa y
corrigiendo los métodos y formas de hacer las cosas. Reemplazando
lo que no funciona bien con lo que funciona mejor.

• Tomando acción enseguida sobre todas las mejores ideas
para obtener la experiencia necesaria, debido a prueba y error,
para dominar una profesión o negocio.

• Dedicando las horas del trabajo siempre primero a lo más
importante, las tareas que te llevarán a lograr las metas que has
establecido en vez de perder tiempo con cosas fáciles de hacer e
insignificante para obtener resultados.

El motivo porque tú (y 90% de la población) no estás ganando más
dinero, el dinero que deseas, es probablemente porque no tienes
ese compromiso para estar en la primera categoría, el más alto
nivel.

Compártelo - www.HaciaLaCima.com

Escrito por  Javier Buckenmeyer emprendedor de Internet.