Millonario vuelve a su pueblo pobre después de 50 años y lo transforma

Indiscutiblemente todos en algún momento hemos soñado con el sinfín de

cosas que nos compraríamos o haríamos si fuéramos millonarios, afortunadamente soñar no cuesta nada.

Probablemente la gran mayoría inmediatamente optaría por irse de viaje, comprarse una casa, coches del año, ropa o darse lujos realmente costosos. Debemos reconocer que el dinero por sí sólo no vale absolutamente nada, mucho menos cuando no se utiliza para algo verdaderamente importante y necesario, pero cuando es utilizado en un fin social, todo cambia de matiz.

Claro, debemos reconocer que también existen otras personas que son capaces de hacer obras maravillosas para sus semejantes. Tal es el caso de un chino millonario, que después de más de 40 años volvió a su pueblo para transformarlo totalmente en otro y darles una mejor calidad de vida a cada uno de las familias que habitan en él.

Su nombre es Xiong Shuihua y nació en Xiongkeng, un pequeño pueblo que se localiza al sur de China. Lo que se conoce de él es que es un lugar muy humilde en donde las familias vivían en pequeñas chozas construidas con madera y rodeadas de caminos fangosos. Inclusive después de años el pueblo continuaba exactamente igual al regreso de Xiong.




Xiong era como cualquiera de los habitantes de esa comunidad, su familia no tenía absolutamente nada. Afortunadamente él corrió con mucha suerte y tuvo mucho éxito en la industria del acero, tanto que se convirtió en un magnate multimillonario.





Cuando logró hacer dicha fortuna, tomó la decisión de volver a su pueblo y hacer algo fantástico por las familias que habitaban allí y las cuáles lo vieron crecer. Como la comunidad era pequeña, prácticamente todos eran como una familia, puesto que todos se conocían y convivían a diario.




Para demostrar la gratitud hacia todas esas personas, Xiong les dio la estupenda noticia de remplazar sus chozas por apartamentos de lujo y evidentemente de manera gratuita.









Hoy las humildes chozas ya no existen y las 70 familias que viven allí, ahora se encuentran habitando apartamentos de lujo con todo tipo de comodidades; luz, agua y hasta calefacción. No conforme con ello, a 15 familias con las que estaba vinculado de una manera muy especial, les construyó su propia villa y claro, también de lujo.







Y para cerrar con broche de oro y regresarle un poco la esperanza a cada corazón, Xiong les proporciona las 3 comidas al día a las familias con más bajos recursos, incluyendo a los adultos de la tercera edad. Ahora su pueblo que lo vio crecer le está infinitamente agradecido por tan hermoso gesto de amor y humanidad.
















Una fantástica manera de invertir ganancias, ¿tú qué harías? No olvides ayudarnos a compartir esta historia, nos será de gran ayuda.