El poder de UNA IDEA

Hay un hecho curioso en la vida de Akio Morita (fundador de Sony) que ilustra en forma clara lo que puede hacer una vaga idea y el destino brillante que un pensamiento aislado puede llegar a tener en la mente de un emprendedor exitoso.

Un día, Akio Morita, ve entrar en su oficina a su socio fundador, el ingeniero Masaru Ibuka, con uno de los primeros grabadores estereofónicos que la empresa había creado. Estaba escuchando música a través de unos auriculares conectados al aparato. El equipo era demasiado pesado, pero a su socio le gustaba escuchar música y no soportaba estar sentado haciéndolo, quería llevar su música a todos lados. Este fue el episodio que motivó a Akio Morita para dar comienzo al proyecto que generó uno de los productos más exitosos de Sony, el “Walkman”.

¿Hay alguien que en esa época no haya comprado uno de esos engendros?

Historias de éxito empresarial