MODULO I: COMO FUNCIONA NUESTRO PENSAMIENTO

1 MODELOS DE PENSAMIENTO

A veces pensamos sin una finalidad específica, como cuando divagamos, recordamos hechos o situaciones, fantaseamos respecto a algún tema o persona que nos atrae o damos

vueltas y vueltas obsesivas sobre un problema. Pero estas formas de pensar no son el objetivo de este módulo.

Aquí hablaremos del pensamiento intencional: pensamiento mediante el cual nuestra mente opera sobre la experiencia con un propósito.

El pensar con un propósito se puede referir entre otras cosas a: Adquisición de conocimientos: investigación, experimentación.

Elaboración de información: análisis de datos, procesamiento de los mismos, clasificación y síntesis.

Evaluación: comparación de datos basándose en un criterio (moral, estético, profesional, etc.).

Solución de problemas: análisis del problema, búsqueda de causas de soluciones, aplicación de soluciones.

Creación: generación de conceptos, de nuevas formas de actuación, de expresiones estéticas. Existen cuatro maneras diferentes de realizar pensamientos intencionales; Pensamientos dirigidos a un objetivo:

· Pensamiento lógico

· Pensamiento creativo

· Pensamiento sistémico

· Pensamiento positivo

Cada uno de nosotros está más habituado a pensar de una de estas cuatro maneras o como mucho, en la combinación de dos de ellas.

Este hábito se retroalimenta constantemente, porque determina en la persona el estilo de aprendizaje y de procesamiento de la información.

Pero cada una de estas formas de pensamiento es adecuada para determinados problemas o ciertas situaciones y por el contrario, produce errores en otras.

Ante distintas situaciones hay una forma de pensamiento que permite responder de la manera más adecuada.

(Continúa) En la próxima entrega veremos más detenidamente cada una de estas formas de pensamiento. [Índice: Cómo solucionar problemas]