ESTADO DE ANIMO DE LOS EMPRESARIOS

Continúa de ayer...

Hemos sido testigos durante las últimas semanas de una campaña publicitaria para revertir el estado de ánimo de los chilenos, que parece que es la causa fundamental para aumentar el consumo interno y lograr la tan anhelada reactivación. Nos adherimos a esta campaña y nos parece una excelente iniciativa.

Los empresarios son emprendedores y los que tienen ese espíritu emprendedor, por naturaleza, tienen permanentemente un estado de ánimo positivo. No podría se de otra forma. Para arriesgarse en una aventura empresarial, además de una apropiado modelo de negocios, es indispensable ser optimista. La pasión y la perseverancia son ingredientes insustituibles, que son empujados por los vientos del optimismo.

No es posible que existan empresarios pesimistas, por mucho que los vientos soplen en contra. No son ingenuos ni poco objetivos. Frente a las dificultades, los verdaderos emprendedores son capaces de resolverlas y hacerles frente, con trabajo y creatividad.

Lo habitual es que las personas con espíritu emprendedor anden permanentemente con el sombrero amarillo puesto. Esto es la capacidad para crear, innovar y verle el lado positivo a las cosas, aunque aparentemente, para muchos, las cosas estén negras.

Justamente la innovación y la creatividad se desarrollan cuando se estimula el pensamiento positivo. Donde todos ven problemas...se ven oportunidades.

Lo que se necesita es solo un poco de viento a favor. El timón del barco de las empresas pequeñas y medianas está firme en manos de sus capitanes...los siempre optimistas empresarios.

NO A LAS EMPRESAS FAMILIARES (EF)

En esta investigación se observa una clara descripción de lo que podríamos llamar la persistencia de la “cultura corporativa de las EF”. Así, llama la atención que la EF valore predominantemente en sus directivos y empleados no familiares, ciertas características de personalidad de índole moral, como la honestidad, la fidelidad, constancia, respeto hacia el o los directivos propietarios, disponibilidad casi incondicional, etc., por encima de las capacidades o habilidades necesarias para un excelente desempeño. Es decir, que se trata de una cultura basada más en la fidelidad y la confianza que en las dotes o aptitudes del personal que la empresa necesitaría para mantenerse o crecer. Esto parece lógico cuando los hijos, sin ser aún accionistas se ven a sí mismos como tales, y así lo perciben también los empleados.

Estos factores culturales hacen que los fracasos de los hijos sean más tolerados por los padres respecto de otras personas que no fueran familiares. La dificultades que encuentran para incorporar directivos no familiares es sólo una muestra de los resultados de esta investigación. Esto se entiende que sea así, porque la mayoría reconoce como factor clave se su éxito el esfuerzo y la dedicación al trabajo que pusieron los dueños para sacar adelante la empresa. Las competencias requeridas no parecieran ser un elemento preponderante, tal como suelen ser en empresas no familiares.

Veremos que los aspectos culturales son los que explican las dificultades que las EF encuentran para desarrollar el espíritu emprendedor. Si los padres tuvieran en cuenta estos aspectos comprenderán mejor que la exigencia profesional para con sus hijos no habrá de ser menor a la que aceptarían de una persona no familiar para la misma función.

RAICES DE LA TEORIA

La teoría más importante sobre las raíces de la psicología emprendedora fue establecida por McClelland, que encontró que cierto tipo de gente tiene grandes necesidades de realización y que cierto tipo de sociedad tiende a generar altos niveles de necesidad de realización. Begley y Boyd identificaron cinco dimensiones - necesidad de realización, estado de control, tolerancia ante el riesgo, tolerancia ante la ambigüedad y conducta de Tipo A - que parece distinguir a los fundadores y administradores de los pequeños negocios de los ejecutivos típicos. Además, las circunstancias sociales, tales como la falta de oportunidades para avanzar en los empleos asalariados, tienden a canalizar a ciertos individuos hacia una actitud emprendedora.

El proceso emprendedor es activado por algunos cambios ambiental de un nuevo producto o servicio. Muchas ideas quedan fuera de la experiencia laboral del empresario; otras vienen de la observación del empresario de negocios establecidos o aun de franquicias.

Al prepararse para abordar una organización empresarial, los empresarios pueden necesitar preparar un plan de negocios. Antes de que puedan hacer esto, deben reconocer las barreras para entrar a ciertas áreas, realizar una estrategia de negocios y escoger una forma de organización. Tiene gran importancia, aunque el empresario debe reconocer las diferencias entre las culturas administrativa y empresarial, el cómo escoger los procedimientos que unirán lo mejor que tienen que ofrecer ambas culturas.

ANEXOS

El verdadero espíritu emprendedor

"Soy Agustín Molina Martínez, Chileno de 22 años que tiene ganas de salir adelante y ser alguien en la gran Internet". Con estas palabras se presenta el fundador y CEO de Feriasyeventos.com, y aquí le contamos su caso.

Agustín podría haber sido tú, o yo. Su historia es la historia de muchos emprendedores que contra viento y marea están construyendo el mundo de la economía digital.

"Hace menos de un año estaba sin trabajo cuando se me ocurrió contactar a los organizadores de la Feria Internacional de Santiago, FISA. Tomé un teléfono y pedí hablar con el gerente de servicios al cliente. No sabía quien era, pero llamé igual, y me dieron con Juan Carlos Cuellar. Mi propuesta era generar un catálogo digital en CD Rom de expositores y les gustó, así que Ok lo hicimos y genial tuvo éxito !".

Pero Agustín sufrió en carne propia algo que angustia a los emprendedores "Claro les di la idea y al poco tiempo contrataron un diseñador y ahora generan los catálogos ellos mismos". "Bueno que más da hay que seguir".

"Buscaba algo que hacer, en casa me sobraba el tiempo así que hable con un tío y le dije: compremos un computador, sin tener muy en claro para que lo iba a utilizar".

Y este fue el disparador del proyecto "Ferias y Eventos", que actualmente lleva a cabo.

"A los pocos días me acordé del tema de las ferias. En Chile son súper pocos los organizadores de eventos así que no me costaría nada llamarlos y pedirles el calendario de eventos para el año 2000, y podría ofrecer esa información en una página web".

Lo hizo, y además avanzó en la organización de lo que después sería su empresa: "llamé a un ISP y le pregunté por conexión, FTP, Hosting, email, etc. y con 30 dólares compré lo necesario. También asumí ese mismo costo mensual".

Así nació www.exponet.com.cl una Web con datos de ferias en Chile, organizadores, y algunos datos importantes del mercado local.

Pero cuando alguien va a lanzar un proyecto hay ciertas preguntas básicas que debe hacerse, como quienes van a ser sus visitantes y si hay suficientes como para sostener el negocio. Agustín no se hizo esas preguntas y pronto comprendió que Chile era un mercado demasiado pequeño para soportar su emprendimiento.

"Estaba feliz pero cuando tuve el contenido me di cuenta que en total las ferias en Chile no superaban las 50". Esto lo llevó a ampliar su oferta y obtener información de otros países latinoamericanos.

Pero el dinero se acaba y Agustín tuvo que buscar trabajo en una empresa para poder sobrevivir hasta que volvió a chocar con otra realidad: llevar a cabo un proyecto de Internet requiere dedicación 24/7, es decir, full time. "Para llevar adelante mi sitio tenía que estar todo el día buscando información" con lo cuál no pudo seguir trabajando para terceros.

"Además justo en esa fecha estaba naciendo Mercantil.com y Patagon.cl y con ello el boom de las punto com a nivel internacional con gran fuerza en Chile, y decidí lanzarme con todo".

"Tuve la suerte única de encontrar disponible www.feriasyeventos.com, y el ISP que me lo vendió se portó súper bien, me enseñó muchas cosas que no sabía y desde Febrero de este año esta funcionando".

Agustín pudo reunir en una sola persona las tres condiciones necesarias para llevar un proyecto adelante: la idea y capacidad de gestión (management), el equipo técnico y el capital. Este último provino de sus ahorros y el aporte familiar de una PC. Obtuvo lo que podría llamarse "seed capital" o capital semilla.

Ahora requerirá de un "angel investor" para poder seguir adelante. Al respecto Agustín comenta "Tal ves sea un error no salir a buscarlo, pero quiero primero tener un sitio completo antes de salir a vender publicidad o buscar capital".

"Claro que a estas alturas se me está acabando el dinero. Es más, tengo que ir a Buenos Aires a buscar una info y no he podido por no tener los recursos".

Pero hay algo que este joven emprendedor tiene muy en claro: "me falte o no dinero, mi web site se mantendrá en línea siempre".

Y para ello cuanta con buenos amigos que siempre han estado dispuestos a ayudarlo sin pedir nada a cambio.

Tal es el caso de María José Iriarte, de Argentina, sobre quien nos dice "Deseo agradecer además a María José que incondicionalmente me ha provisto de información y a quien espero hacer participe de los logros que mi web site tenga".

22 años, pasión y sacrificio, dejando de lado muchas otras cosas -Agustín aún no ha ido a la universidad aunque está en sus planes apenas pueda conseguir los fondos para hacerlo- promocionando su sitio a través del email ha logrado un promedio de 200 visitas diarias.

Sin dudas es un ejemplo que da ánimo para seguir adelante y concretar la visión que muchos hemos tenido. Tu también puedes hacerlo. Sólo depende de ti.