El Espíritu EMPRENDEDOR: Mitos y realidades

Reza un dicho popular que la suerte es la estimación que tiene un perezoso sobre el éxito de un hombre trabajador. La suerte no es más que una Oportunidad bien aprovechada que requiere que se presente el chance, pero el individuo debe estar preparado para explotarla. No en vano decía Pablo Picasso: "La inspiración llega, pero tiene que encontrarte trabajando".

En términos sencillos, el que busca, encuentra, y nosotros nos formamos nueve de cada diez oportunidades que se nos presentan. De la misma forma en que un jugador de baloncesto se acerca a la canasta buscando un rebote del balón, los emprendedores deben acercarse al mundo empresarial con la intención darse un espacio en el mercado. Por supuesto que, como en nuestro ejemplo analógico, pueden haber gigantes que busquen arrebatarnos el balón, pero aunque perdamos esa oportunidad, más adelante en el juego se nos presentarán otras. Difícil es que la caiga el balón a un espectador del público, quien se mantiene alejado de la acción.

La premisa detrás de este concepto es simple y bastante conocida: el que no arriesga no gana. Sin embargo, no es fácil ganar, y en la mayoría de los casos este privilegio está reservado sólo a los más constantes y luchadores. Por ejemplo, el dibujante Walt Disney tuvo que aguantar todos los obstáculos que le impuso su padre para cumplir su sueño de hacer un personaje de dibujos animados: El Conejo Oswald. Sin embargo, la compañía para quien realizó el trabajo le robó la idea, y utilizó el personaje para su propio provecho.

Disney perdió el balón en este caso ante un gran gigante, y estuvo a punto de retirarse del juego. ¿Qué podía hacer él ante las grandes compañías distribuidoras de cine? Luego de un tiempo reflexionó y, animado por sus amigos, decidió crear una pequeña compañía para hacer un dibujo animado sobre un personaje navegando por una balsa río abajo. Sin los derechos de autor sobre Oswald, Disney tuvo que crear otro personaje, al cual llamó El Ratón Mickey. El resto es historia por todos conocida.

Muchos podrían decir que Disney debe su éxito a su talento, y claro que están en lo cierto. Sin embargo, hay muchos otros que han llegado igual de lejos sin ser virtuosos en ningún área en especial. Un caso es el de Konousuke Matsushita, quien apenas cursó hasta 4° grado de primaria, pero creció para fundar una de las compañías de electrodomésticos más importantes del mundo: Matsushita Electric.

Thomas Wolf alguna vez dijo: "Si un hombre tiene talento y no lo usa, ha fracasado; si tiene varios talentos y usa sólo una parte, ha fracasado parcialmente; si sólo tiene un talento y le saca provecho, gloriosamente ha triunfado, y tendrá una satisfacción que muy pocos conocen " .

Esperamos que después de esta lectura dejes de creer en esos mitos de "suerte" y "talento" y empieces a conocer la realidad de las verdaderas cualidades que debes para triunfar en el mundo empresarial: Preparación y Oportunidad. Sin embargo, hay algo que debes tener para que logres compaginar tu preparación con las oportunidades que se te presenten, y eso se llama estrategia. En esto ahondaremos en una próxima entrega.

www.HaciaLaCima.com | www.hacialacimablog.blogspot.com | Reenvía este mail