Siete tips para mejorar las Ventas

Desde siempre, la clave de los negocios ha sido vender. Vender productos, servicios, ideas.... Llevamos muchos años haciendo lo mismo, y cada vez somos más los que lo hacemos, por eso es más difícil conseguir vender lo que nos proponemos.


El vendedor de hoy en día tiene que luchar contra muchos factores adversos que dificultan su tarea. Por eso debe conocer cuáles son los elementos básicos para convertirse en un buen vendedor. ¿Cuáles son estas claves?:

1. Conoce el producto: Para vender un producto, un servicio o una idea debemos conocerlo mejor que nadie. Lo analizamos, resaltamos sus cualidades y ventajas, y se lo presentamos al cliente. Siempre manteniendo un equilibrio, sin exagerar. Si conocemos todo lo que atañe al producto, demostramos al interlocutor que sabemos lo que vendemos, y eso genera confianza.

2. Conoce al cliente: ¿Qué le pide el cliente a nuestro producto? Sólo si nos ponemos en su propia piel sabremos cuál es su motivación de compra. Mantendremos una relación amable y poco agresiva.

3. Conoce la competencia: El cliente compara constantemente. Por eso tenemos que saber qué vende el resto, y cuáles son los aspectos que nos sitúan por delante de ellos. Un gran dominio del mercado refuerza nuestra imagen ante el cliente.

4. No prometas lo que no puedes cumplir: Vender no es engatusar al cliente. Si le vendemos la luna, corremos el riesgo de perderle, y recuperarle puede ser muy, muy difícil. Sólo si somos atentos, creíbles y amables nos ganaremos su confianza.

5. Cuida tu imagen y trabaja en equipo: Una imagen vale más que mil palabras. Por eso vestimos acorde con lo que vendemos, y acorde con lo que el cliente espera de nosotros.

6. Se sociable, creativo y empático: Escucha al cliente. El es el participante más importante en este juego. Entiende qué piensa y cómo se siente, y así conseguirás una venta beneficiosa para ambos.

7. Se organizado, perseverante y paciente: El tiempo es oro, y ser organizado evita la pérdida de tiempo. Debemos aprender a determinar los objetivos correctos en cada momento. La perseverancia es una virtud en las ventas, pero también la paciencia. El cliente decide lento cuando se trata de su dinero, por eso sabremos esperar.